Los Buitres

La palabra de Dios imparte importantes lecciones usando ilustraciones del reino animal. Las lecciones aparecen bajo dos categorías, lo que debemos imitar (Proverbios 6:6) y lo que debemos evitar (Salmos 32:9). En esta edición presentamos otra instrucción de la segunda categoría, evitar.

Se dice que los buitres pueden volar por encima de un jardín colmado de las más bellas flores, sin ver una sola de ellas. Pero si cruzan un monte donde en algún rincón del mismo hay algún cuerpo corrompiéndose acuden al momento.

Así sucede entre los hombres. Algunos se niegan a ver las virtudes de los demás, pero de inmediato ven sus defectos. A la menor señal de debilidad y fracaso se lanzan sobre el caído y hacen un festín de su condición.

“Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado”. (Gálatas 6:1)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *