Como ayudar a las jóvenes en el embarazo

Por Digna Reyes

El embarazo es el período desde la concepción hasta el nacimiento, cuando un bebé se desarrolla y crece en el útero de la mujer. El embarazo es un momento de alegría para la futura madre y de los familiares, pero también un momento de desafíos y estrés para la madre y para el padre también.   Cuando es un embarazo no planeado la noticia puede causar temor en el corazón de los padres y hacer que se considere la opción del aborto y en este momento el apoyo emocional mutuo es esencial y buscar a Dios para que el guie a tomar la decisión correcta.

Cuando el embarazo no es planeado muchas veces se dan situaciones violentas, pues hay un grado de stress muy grande, ya que en la mayoría de los casos no están preparados emocionalmente ni económicamente. En esta etapa hay muchas sentimientos que invaden la mente de los padres, como el miedo, ansiedad, sensación de incapacidad para afrontar la responsabilidad, e incomprensión de ambas partes. En algunos casos hay situaciones de violencia y abuso muchas veces de parte del padre del bebe, pero en otros casos abuso emocional de parte de los padres cuando hay relaciones incomprendidas.

Cuando los embarazos se dan en jóvenes adolescentes, muchas de estas mujeres no tienen idea de cómo cuidarse a sí mismas o a su bebé, y en muchos casos falta de acceso a atención médica. Estas jóvenes están en riesgo y necesitarán asesoría de sus familias y cuando falta el apoyo familiar el apoyo de un profesional siempre está disponible, para aprender cómo desarrollar un estilo de vida saludable para garantizar la seguridad del bebé, la salud emocional de la madre, y para ser de apoyo emocional.

Durante el embarazo la futura madre debería de estar consciente del riesgo de ciertos comportamientos durante esta etapa por el bienestar del bebé por nacer. Una mujer embarazada que utiliza

Sustancias se  ha demostrado que hay efectos a largo plazo en la salud del niño. Es crucial que en esta etapa de embarazo el consumo directo o de segunda mano de cigarrillos se evite, así como el uso de drogas ilícitas, o de beber alcohol, evitando problemas difíciles de predecir el grado que estos pueden causar en su hijo.

Después de nueve meses de embarazo, el nacimiento de un bebe es motivo de gran alegría y alivio, pero muchas mujeres también luchan contra la depresión. En algunos casos mientras la mujer se adapta y aprende de su nueva vida y obligaciones, se puede llegar a sentir abrumada por un tiempo, y es normal por el estrés adicional de cuidar y adaptarse a un bebé. Si esto persiste no se debe de ignorar, ya que esto se puede tornar en depresión prolongada o profunda. Todo esto aunado a los cambios físicos al salir del embarazo, además puede perder el apetito, insomnio, irritabilidad intensa y enojo, fatiga abrumadora, y muchos más.

Es importante que toda mujer embarazada tome las siguientes acciones:

  • Cuida tu cuerpo y recibe atención prenatal. Ya que este es un tiempo de cambios y ajustes, es cierto que es un tiempo de gozo por la nueva vida que se esta gestando, ya que con esto también estarás cuidando de tu bebe. Cuida tu cuerpo y recibe atención prenatal.
  • Mantén tu salud emocional conectándote con otras mujeres que están en el proceso de convertirse en madre. Haciendo actividades juntas y hablando de los sentimientos que están experimentando. También hablando con las personas de tu confianza que tienen la experiencia necesaria y que serán de apoyo para aclarar algunas dudas. Recuerda que tu salud emocional es muy importante para el desarrollo saludable del bebe.
  • Habla con tu pareja, planeen juntos y discutan responsabilidades y lo que desean lograr. Hablen acerca de donde nacerá él bebe, quien será responsable de que cuando ya él bebe este en casa. Mantengan listas las cosas que necesitaran al momento de irse al hospital, tanto para el bebe como para la madre.

 

El embarazo no es fácil, y tampoco lo es criar a los hijos, pero Jesús, el Buen Pastor, promete guiarte cuidadosamente, protegerte y proporcionarte lo mismo que estás haciendo por tu bebé. Así que mientras pasas por el proceso del embarazo, debes saber que no caminas sola. Invita a Jesús a tu nueva vida, a tu embarazo y a tu ajuste para que seas un buen padre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *