Día Internacional de la Mujer, esta es la historia del 8 de marzo

Las manifestaciones de trabajadoras desde mediados del Siglo 19 inspiraron el Día Internacional de la Mujer. Esta es la historia.

El Día Internacional de la Mujer tiene detrás una historia de lucha social, movimientos de reivindicación de trabajadoras.

¿Por qué el 8 de marzo?

Uno de los primeros antecedentes de una marcha de mujeres trabajadores fue el del 8 de marzo de 1857, donde trabajadoras de confección y textiles en Nueva York organizaron una protesta contra sus condiciones de trabajo, que incluían jornadas largas y bajos salarios.

¿Por qué un Día Internacional de la Mujer?

En 1908 una marcha de 15 mil personas ocurrió en Nueva York, con exigencias de salarios dignos, jornadas razonables y derecho al voto para las mujeres. Para 1909 el Partido Socialista de América, inspirado en las manifestaciones, decidió declarar un Día de la Mujer a finales de febrero.

La idea llegó al congreso socialista de 1910 en Dinamarca impulsada por la lideresa alemana Clara Zetkin, quien pidió un Día Internacional de la Mujer para presionar por las demandas de las trabajadoras. El 1911 se celebró en un 19 de marzo con manifestaciones en Suiza, Dinamarca, Alemania.

Unos días después, el 25 de marzo, un incendio en la fábrica de textiles Triangle Shirtwaist en Nueva York acabó con la vida de más de 140 mujeres, en su mayoría migrantes judías e italianas, lo que reavivó la necesidad de exigir mejores condiciones de trabajo.

En 1911 también surgió el movimiento de “Pan y Rosas” (por un discurso de la sufragista Helen Todd con la línea “bread for all, and roses, too”) que se popularizó en movimientos de trabajadoras y trabajadores en los años siguientes, incluyendo una huelga de enero a marzo en una fábrica de Lawrence, Massachusetts.

Para 1913 en los congresos socialistas se convino que el Día de la Mujer fuese el 8 de marzo.

En Rusia y Alemania se realizaron consistentemente marchas a favor de los derechos de las trabajadoras en los años siguientes. Además, en 1914, sumaron a su agenda exigir el fin de la Gran Guerra, algo que también se repitió en países como Inglaterra.

En 1917 las mujeres organizaron un paro de labores que duró por días hasta la abdicación del zar Nicolás II durante la revolución de febrero.

El año de la mujer

Décadas después de estos movimientos, la Asamblea General de la ONU declaró 1975 como el año internacional de la mujer, y pidió a los países miembro adoptar un Día para conmemorar las luchas de igualdad.

Desde 1996, la ONU impulsó un tema distinto para cada año, como la violencia, el hambre, la igualdad de pago, etc.

Las mareas morada y verde

En España y Latinoamérica, los últimos años se han reavivado los movimientos feministas, especialmente con dos colores, morado y verde.

Los colores morado, verde y blanco fueron utilizados en la bandera del Sindicato Político y Social de las Mujeres en Reino Unido en 1908, con el morado como color que simboliza la dignidad y justicia, mientras el verde significa esperanza.

El morado fue un color predominante en la llamada “Marea” feminista del 8 de marzo en España, con el fin de condenar la violencia hacia las mujeres y en especial la violación tumultuosa en el caso conocido como “La Manada”.

Los pañuelos verdes se han vuelto sinónimo de la lucha a favor del aborto. En los últimos años comenzaron también los movimientos para exigir la legalización y gratuidad del aborto en Argentina, con los distintivos pañuelos verdes. El movimiento ha tomado tal fuerza que se prevé que el Gobierno lo avale en los próximos meses.

El ‘Día sin mujeres’

Inspiradas en las protestas de inicios del siglo 20, en 2017, sindicatos y organizaciones estadounidenses promovieron un “Día Sin Mujeres”. Esto, a unos meses de la Marcha de las Mujeres en Washington por la asunción al poder de Donald Trump. (eldiariony)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *