El plan macabro del Nuevo Orden Mundial

Uno de los planes macabros del Nuevo Orden Mundial y de los Illuminatis, es tratar de reducir la población mundial para disminuir el peso de la carga económica de los países ricos, los cuales tienen que sostener a una población cada vez más envejecida, frente a una disminución de jóvenes, producto de la planificación familiar del pasado. Esto ha hecho que se elaboraren planes macabros para frenar el aumento de la población con la reducción de los ancianos, así como el frenar el nacimiento de niños, ya que al reducir los habitantes del planeta, resolverán los déficit presupuestarios de las grandes potencias y la escasez de alimento que se avecina, lo cual está produciendo un aumento de la hambruna a nivel mundial.

Detrás de estos organismos hay una agenda escondida, como por ejemplo, el apoyo a la destrucción de la familia tradicional (de un hombre y una mujer) para alentar el matrimonio del mismo sexo, con lo cual se crearían familias infértiles, y esta es una de las metas secretas por la cual algunos organismos internacionales apoyan abiertamente la ideología del género de los movimientos LGTB.

Pero hay otros planes peores aún, como es el reducir la población mayor de 70 años a través de un sistema silencioso y encubierto de exterminio científico, a través de supuestas vacunas o medicamentos que aunque se venden para un fin, en el fondo tienen otros, porque algunos países se encuentran al borde de la quiebra en su seguridad social, ya que una fuerza productiva del 40% tiene que mantener a una clase jubilada superior al 60%, incluyendo niños.

El plan macabro del Nuevo Orden Mundial

Pero existe otra teoría, o plan escondido en algunas naciones, que consiste en la creación y elaboración de virus o bacterias en laboratorios, cuyo fin es exterminar a través de armas bacteriológicas a la población del mundo, reduciendo así la carga poblacional en algunos países superpoblados, es por eso que ha rodado la noticia de que el coronavirus es el producto de un laboratorio chino, del cual se le escapó dicho virus, y no sabemos si este hecho fue intencional o planificado, para disminuir la población de este país que está superpoblado.

Según un informe difundido por personas de China, en la ciudad donde apareció el brote de esta enfermedad existe un laboratorio secreto de investigación sobre enfermedades virales, y algunos han afirmado que dicha enfermedad es el producto de dicho laboratorio, situado en la ciudad china de Wuhan, donde comenzó el brote de la enfermedad del coronavirus.

En el pasado se ha sabido que organismos internacionales, de forma escondida, elaboraron medicinas o tratamientos en el África para frenar la natalidad, y lo mismo ocurrió en Guatemala. Algunos afirman que el Abola y el SIDA fueron experimentos con armas biológicas procedentes del continente africano. Uno de los objetivos de los que conspiran para establecer un gobierno mundial, es prevenir el caos futuro, relacionado con el aumento de la población y el hambre, y el único camino, aparte de las guerras, es el uso de las armas químicas y bacteriológicas que se pueden elaborar en el laboratorio, y expandirse de forma solapada entre la población, para obtener el fin propuesto.

Cuando veo todo este panorama me viene a la mente Apocalipsis, capítulo seis, versículo ocho, donde se anuncia que en los últimos tiempos aparecería un caballo amarillo, el cual tendría el poder de matar a la cuarta parte de la población mundial (un 25% de los habitantes) con el uso de armas, epidemias y hambre, algo que está cercano y no podemos ignorar. ¿Estaremos entrando al presagio de Apocalipsis 6:8? ¿Cuál es el sombrío futuro y profético de la humanidad?

Quiera Dios que esta teoría de la conspiración mundial para reducir la población con armas biológicas sea una fantasía de película, pero como veo las cosas, todo es posible, y debemos de estar alertas, porque las profecías se cumplen a cabalidad. mariofumero@hotmail.con
www.contralaapostasia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *