¡En el futuro!

“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”: Eleanor Roosvelt. Viviendo la realidad las noticias a nivel mundial son alarmantes, y ante esa necesidad cuál es el papel y rol de la humanidad. En una conferencia celebrada en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) predominó la visión optimista, la medicina preventiva, la ingeniería genética y la tecnología de la información, las redes sociales.

El bioquímico Kevin Esvelt aseguró que en poco tiempo la ingeniería genética permitirá erradicar enfermedades que afectan a millones de seres humanos. Es increíble que el ser humano ha estado en el espacio y seguimos limitados con flagelos en la tierra. Los avances de la tecnología han creado un temor a la humanidad por perder sus empleos debido a la automatización, pero ha llegado el reto de afrontar esos desafíos y avanzar. En la plenitud de los tiempos, siempre Dios ha querido hablar y comunicarse con la humanidad, pero esta no desea tener comunión con Dios y no ha sido sensible para oír su voz. “Hace mucho tiempo, Dios habló muchas veces y de diversas maneras a nuestros antepasados por medio de los profetas. Y ahora, en estos últimos días, nos ha hablado por medio de su hijo. Dios le prometió todo al hijo como herencia y mediante el hijo creó el Universo”: Hebreos 1:1-2. Los profetas del Antiguo Testamento habían profetizado en parte que Jesucristo era más que un profeta, entendía completamente y expresaba todo el consejo de Dios. Jesucristo rasgó el velo y quitó nuestra sordera, abrió el camino para que Dios habitara personalmente en cada individuo. Díos desea hablar en forma individual por medio de su relación íntima con su Palabra y el Espíritu Santo. Dios quiere que la revelación sea proclamada. El don de la profecía es para edificar, exhortar y consolar: 1 Corintios 14:3 RVR6o. El futuro está seguro en Dios, decida hoy su presente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *